Polémica rodea la muerte de Pedro Aguayo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    La muerte de Pedro Aguayo Ramírez, ocurrida tras quedar inconsciente en el ring en plena lucha este sábado en Tijuana, Baja California, ha desatado gran controversia. A ojos de muchos, quedó evidenciada  la falta de auxilio médico y preparación.

    La polémica se desató de inmediato en las redes sociales luego de que empezara a circular el video que muestra al "Hijo del Perro Aguayo" -como se daba a conocer- siendo transportado en una tabla de madera tras quedar inconsciente. El luchador fue transportado al hospital, donde murió.

    [Tema relacionado: En fotos, el culto de la lucha libre mexicana]

    El periódico El Universal, de México, destacó que hubo procedimientos vitales que debieron seguirse durante los primeros minutos en que el luchador quedó inconsciente, pero esto no sucedió.

    Muere luchador "hijo del perro Aguayo"

    Muere luchador "hijo del perro Aguayo"
    El mundo de la lucha libre llora la muerte de Pedro Aguayo Ramírez, tras un combate en el ring. (Publicado sábado 21 de marzo de 2015)

    En expresiones publicadas por el diario, Jorge Romo, encargado de los servicios médicos de la Comisión de Box y Lucha del DF, dijo que los médicos en estos eventos deportivos no cuentan con la preparación adecuada.

    Romo destacó que los primeros minutos son esenciales. El servicio médico, sin embargo, tardó casi dos minutos en atender a Aguayo Ramírez.

    Este domingo, se reportó que la causa de muerte de Aguayo, de 35 años, fue un paro cardiorrespiratorio. Según reportes, el paro pudo ser causado por un traumatismo cervical en plena función. Se reporta que fue una patada del luchador Rey Mysterio la que lo noqueó.

    Para el doctor Mario García Orozco, quien ha atendido a la familia del luchador por años, no hubo negligencia médica y dijo que es permanente el riesgo de un accidente en la lucha libre.

     

    En las redes sociales, sin embargo, fanáticos y seguidores del deporte se mostraron molestos cuando vieron la manera en que el luchador fue atendido.