Enfermo y adolorido, Manning sigue adelante

Enfermo y adolorido, Manning sigue adelante

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    SAN DIEGO— Peyton Manning jugó pese a una lesión en un muslo y a los síntomas de un resfriado, y Connor Barth conectó cinco goles de campo para llevar el domingo a los Broncos a un triunfo por 22-10 sobre los Chargers de San Diego

    Esta victoria aseguró a Denver su cuarto título divisional consecutivo.

    [Mira aquí el calendario de partidos de los Broncos]

    Manning dejó el partido brevemente en el segundo cuarto. Aparentemente se lastimó el muslo cuando bloqueaba al linebacker Donald Butler en un acarreo de C.J. Anderson.

    Inicialmente, los árbitros decretaron que Anderson anotó, pero en la repetición vieron que la rodilla hizo contacto con el césped y los Broncos tuvieron que conformarse con el tercer gol de campo de Connor Barth. Luego de que Anderson hizo un recorte en su carrera, Manning se adelantó para bloquear a Butler.

    Los Broncos obligaron a que los Chargers despejaran, y Brock Osweiler entró en sustitución de Manning. Osweiler fue castigado por un pase ilegalmente lanzado en la segunda jugada de la serie.
    Los Broncos fueron obligados a despejar y un largo regreso de Eddie Royal ayudó para que Nick Novak concretara un gol de campo de 30 yardas.

    Manning volvió detrás del centro para la primera ofensiva de los Broncos en la segunda mitad. En su segunda posesión, lanzó un pase de touchdown de 28 yardas a Demaryius Thomas para darles a los Broncos ventaja de 16-3.

    Pese a estar enfermo, Manning completó un pase de 36 yardas a Demaryius Thoms para ayudar a que Connor Barth lograra un gol de campo de 19 yardas. También lanzó una espiral de 30 yardas que ayudó a sentar el escenario para el gol de campo de 26 yardas de Barth, que colocó a los Broncos al frente 6-0.

    En la segunda posesión de Denver tras el regreso de Manning, el astro lanzó un pase de touchdown de 28 yardas a Demaryius Thomas para darles a los Broncos una ventaja de 16-3. Denver (11-3) hilvanó su cuarto triunfo.

    El duodécimo triunfo de Denver en casa de un rival de su división empató la marca de la NFL impuesta por San Francisco entre 1987 y 1990.

    Los Chargers (8-6) llegaron al duelo como el sexto puesto de la Conferencia Americana, pero sus aspiraciones de playoffs recibieron un duro golpe. Han perdido dos en fila.