Peñarol con un pie fuera de la Copa Libertadores

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Peñarol y la Universidad de Chile empataron hoy a un gol en Montevideo en un entretenido partido por la tercera jornada del grupo 8 de la Copa Libertadores, resultado que deja a los carboneros con un pie fuera de la competencia.

    Peñarol se adelantó con un gran remate de Nicolás Freitas en el minuto 21, pero los chilenos lograron neutralizar el marcador con otro gran disparo de Junior Fernandes en el 34.

    El resultado deja a Peñarol con solo un punto en tres encuentros, dos de ellos como local, lo que en la práctica obliga a los uruguayos a ganar todos los tres partidos que le restan en la fase de grupos, si quiere una de las dos plazas de la llave para avanzar a los octavos de final.

    La U suma cuatro puntos y mantiene sus aspiraciones intactas. El grupo 8 es liderado con seis puntos en dos salidas por el Atlético Nacional colombiano, que este jueves visitará al Godoy Cruz argentino, que suma tres enteros en igual número de presentaciones.

    El partido comenzó con mucha intensidad y apenas habían pasado tres minutos cuando Peñarol trenzó su primera gran jugada de ataque, que culminó con Fabián Estoyanoff lanzando un soberbio disparo desde el borde del área que por poco se estrelló en el larguero.

    La U de Chile supo contener el ímpetu del equipo uruguayo, más entusiasta que efectivo, y se hizo presente en la cancha contraria frente a unos uruguayos pasados de revoluciones pero que derrochaban energía a la hora de presionar.

    Esa entrega de los carboneros fue clave en el primer gol del partido, en el que Freitas se adelantó a la defensa chilena para recoger una pelota perdida en la frontal del área y encajar un imparable disparo imposible de atajar para Herrera (m.21).

    Tras un instante de sorpresa tras el gol, en los que estuvieron a punto de encajar un segundo tanto, los visitantes se volcaron al ataque y se convirtieron, sino en los dominadores, en los que generaron mayor sensación de peligro en la cancha.

    Y así llegó el tanto del empate de Fernandes, tras un prolongado ataque chileno y una serie de rebotes en el área que el delantero de la U liquidó con un violentísimo remate también imparable (m.34).

    Los chilenos salieron más entonados y ambiciosos que Peñarol y dispuestos a llevarse el partido en los primeros compases de la reanudación, y consiguieron arrinconar en su campo a los uruguayos.

    Sólo la entrega de los veteranos Estoyanoff y Zalayeta, infatigables, permitió a Peñarol superar ese dominio y devolver el peligro al campo visitante, creando en el camino claras oportunidades que obligaron a lucirse a Herrera y sembraron la inquietud en la zaga visitante.

    Los chilenos, superados pero sin rendirse, reforzaron su defensa y se prepararon para recibir los embates de Peñarol, abocado al ataque y cada vez más desesperado por la falta de resultados. El esfuerzo de Peñarol, sin embargo, quedó en nada y terminaron cediendo dos puntos vitales para sus aspiraciones.