Mundial de Brasil, más goles que en 2010

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Cumplida la mitad de los partidos del Mundial de Brasil, se han marcado 94 goles, un promedio de casi tres goles por juego.

    RIO DE JANEIRO - La Copa del Mundo llegó el domingo a su ecuador con una cifra de 94 goles en 32 partidos, superando por mucho los 67 que se marcaron a esta misma altura en Sudáfrica hace cuatro años.

    La fase de grupos entra el lunes en la definición de las ocho llaves. Y las únicas certezas son que la campeona España, Australia, Inglaterra, Bosnia y Camerún están fuera, mientras que Holanda, Chile, Bélgica, Colombia, Costa Rica y Argentina tienen un lugar garantizado en octavos de final.

    "Está siendo una Copa muy entretenida", dijo el técnico de Rusia Fabio Capello. "Los equipos están muy bien preparados".

    Bélgica se convirtió en el segundo equipo europeo que avanza a la siguiente ronda tras imponerse 1-0 a Rusia con un gol a los 88 minutos. Fue un partido duro y muy táctico, que desatascó el joven delantero Divock Origi, de 19 años, prácticamente sobre la hora.

    En el mismo grupo, Argelia protagonizó la goleada de la jornada al derrotar 4-2 a una inocente Corea del Sur, que ahora tiene un pie fuera. Fue el partido número 11 -un tercio de los disputados- en el que se marcaron cuatro goles o más. La cifra total del torneo alcanzó los 94 dianas, un promedio de casi tres por partido.

    Todavía está lejano el récord de Francia 1998, donde se marcaron 171 goles en los 64 partidos de la Copa. Pero es que además en Sudáfrica se registraron 10 empates a esta misma altura, mientras en Brasil se han visto seis.

    En el partido que cerraba la jornada, Estados Unidos demostró que ha venido a los mundiales para quedarse. No sólo por su afición, entregada al equipo, sino porque también sabe sufrir. Un golazo de Jermaine Jones y otro de Clint Dempsey remontaron el tanto inicial de Nani para Portugal. Cuando los de Jurgen Klinsman tenían la victoria al alcance de la mano, Cristiano Ronaldo, totalmente desaparecido desde que llegó a Brasil, colocó un gran centro que Silvestre Varela remató al fondo de la red para igualar el partido 2-2 en el último segundo del descuento y mantener a Portugal todavía con pulso.

    En cualquier caso, a Estados Unidos, con cuatro unidades, y Alemania, con otras cuatro, les basta un empate en la última fecha del Grupo G para avanzar a la siguiente ronda, lo que dejaría fuera a Portugal y Ghana.

    Probablemente las matemáticas jueguen en contra del número de goles a partir del lunes, cuando empiecen a definirse los grupos.

    En el Grupo B, Chile y Holanda se disputan la primera plaza, mientras que Australia y España, eliminadas, se enfrentan en un mero trámite que servirá para despedir a la actual campeona y su generación de futbolistas de época.

    Pase lo que pase entre holandeses y chilenos, deberán esperar unas horas para conocer al próximo rival, ya que los partidos del Grupo A de Brasil se disputan más tarde. Una decisión que no gustó nada al técnico holandés Louis van Gaal.

    "No es lo correcto, no es a lo que llaman juego limpio. Saldremos a buscar ganarle a Chile, sin dejarnos influir por el hecho que Brasil juega después de nosotros", dijo Van Gaal. "Brasil cumplirá con su deber deportivo. Pero uno se queda con la pregunta del por qué lo hicieron así".

    Brasil comanda ese sector con cuatro puntos. Se apoderará del boleto -y también de la cima- si vence a Camerún en Brasilia. Eliminado, el equipo africano sólo aspira a salvar el honor tras sufrir dos derrotas. El Croacia-México en Recife definirá el otro pase. A México (cuatro puntos) le basta empatar para dejar en el camino a Croacia (tres).