México golea a Honduras en el preolímpico

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    La cuarta jornada del torneo preolímpico de la Concacaf, segunda para el Grupo B, dejó el triunfo por goleada (3-0) de México ante Honduras, el actual campeón defensor, y su clasificación a las semifinales de la competición que dará dos pases para estar en los Juegos Olímpicos de Londres.

    Mientras que la selecciones de Panamá y Trinidad y Tobago se mantienen con vida al conseguir un empate (1-1) que les deja con algunas esperanzas de ser el segundo equipo de su grupo que logre el pase a las semifinales, aunque Honduras sigue teniendo el destino en sus manos cuando se enfrente al equipo caribeño.

    La gran figura de la jornada fue el delantero mexicano Alan Pulido que consiguió el "hat trick" para la selección Tricolor, que esta vez fue la primera que confirmó los pronósticos de ser la favorita del grupo.

    México sólo tuvo dudas en su juego en los primeros 10 minutos y en los que su arquero Liborio Sánchez fue protagonista, pero despertó y comenzó a tener el control del balón, del juego y del marcador al conseguir irse al descanso con una ventaja cómoda de 2-0, que sentenciaría con el 3-0 nada más reiniciarse la segunda parte.

    El héroe del partido fue Pulido, el jugador de los Tigres de la U.A.N.L, que abrió el marcador a los 13 minutos de iniciarse el partido, logró el 2-0 a los 40 y el tercero en la primera acción de ataque de la selección de México nada más iniciado el segundo tiempo.

    Pulido casi marca un tercero antes del medio tiempo al verse desmarcado dentro del área, pero su disparo al poste izquierdo fue desviado por el arquero catracho Jose Mendoza.

    Ahora México, que su último partido será el martes contra Panamá no tiene ningún tipo de presión, y su única preocupación será simplemente jugar y prepararse para las semifinales en las que se podría encontrar con la selección de Estados Unidos, Canadá o El Salvador. México consolidó su dominio en el Grupo A.

    Con seis puntos, tres más que Honduras, Panamá y Trinidad, que comparten el último puesto, con un gol cada uno.

    Honduras se enfrentará a Trinidad en su último partido el martes, y un triunfo le asegura el pase también a las semifinales, al margen de lo que pueda hacer Panamá frente a México.

    El partido se vio empañado por seis tarjetas amarillas que tuvo que mostrar el árbitro salvadoreño Elmer Bonilla ante el excesivo juego duro que utilizaron ambos equipos.

    La fuerte lluvia que empapó el campo del Home Depot Center y el empate de 1-1 entre Panamá y Trinidad en el partido inaugural de la doble cartelera del domingo, disminuyó la expectativa al inicio del partido México-Honduras.

    Los canaleros y los caribeños fueron los que iniciaron las acciones y ambos equipos pusieron siempre más entusiasmo que buen fútbol, aunque los panameños fueron los que aportaron más técnica y oportunidades de haber marcado varios goles.

    Pero no estuvieron acertados en los remates finales y además el arquero trinitario André Marchal se convirtió en la gran figura del partido y de su equipo.

    Marchan jugó dos días después de sufrir una conmoción cerebral leve en un choque con Néstor Calderón en el minuto 77 de la victoria que México consiguió por 7-1 el pasado viernes.

    Panamá tuvo varias oportunidades claras del gol en la primera parte, como el disparo potente que a los 26 minutos hizo Aníbal Godoy, pero Marchán metió una mano derecha milagrosa.

    El dominio de Panamá tuvo su recompensa al minuto 69 cuando el propio Godoy disparó potente con la pierna izquierda desde dentro del área y el balón tocó ligeramente en el pie de su compañero Cecilio Waterman para descolocar a Marchán y lograr el 1-0.

    Cuanto se esperaba que los "canaleros" tenían ya asegura la victoria, surgió la jugada de la "fortuna" para el equipo de Trinidad y Tobajo y Shahdon Winchester, que entró en la segunda parte, se aprovechó de un rechace de la defensa de Panamá y en el tiempo de descuento (90+3) consiguió el gol del empate.

    Mañana, lunes, se jugará la tercera y última jornada dentro del Grupo A, en la sede de Nashville (Tennessee) con los partidos entre Estados Unidos frente a El Salvador y Canadá contra Cuba, que fue la primera selección eliminada del torneo.