Metta World Peace encara sanción por codazo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    La camiseta con el logo de los Lakers dice ``World Peace'' en la espalda. El jugador que la usa sigue siendo Ron Artest y ha vuelto a meterse en problemas con la NBA.

    Metta World Peace se daba golpes en el pecho con su brazo derecho para celebrar una canasta en medio de dos rivales el domingo cuando su brazo izquierdo súbitamente impactó violentamente en la cabeza de James Harden. El escolta de Oklahoma City quedó tendido en el piso.

    En cosa de segundo, el rugido de la afición quedó silenciado. Los fanáticos habían quedado estupefactos ante el último acto de violencia de un jugador que el año pasado se cambió el nombre para promover la paz.

    Se da por descontado que World Peace no estará con los Lakers cuando los playoffs arranquen este fin de semana, quizás por mucho más tiempo. Sostiene que el golpe fue accidental al festejar exagerademente haber encestado con una clavada.

    Pero nadie sabe qué pensar por culpa de sus antecedentes, que le tienen como el basquetbolista más conflictivo desde Dennis Rodman. Ni siquiera sus compañeros entienden por qué perdió los estribos.

    ``Es una pena que James haya sufrido un codazo sin intención'', dijo World Peace. ``Espero que esté bien''.

    Con lo ocurrido, World Peace tiró por la borda toda la buena imagen que se había hecho últimamente al derribar al principal suplente de Oklahoma City, dejándolo fuera de un partido por una conmoción cerebral.

    Su inminente suspensión sería por sola una fracción del castigo de 86 partidos que Artest purgó en noviembre de 2004 cuando brincó a las tribunas del Palace de Auburn Hills para pelear con espectadores, en la que es considerada como la peor reyerta del deporte en Nortamérica

    ``¿Una jugada al calor de la batalla y de repente se altera su imagen como hombre y persona? No'', dijo Kobe Bryant, su compañero que siempre le defiende. ``Todo el mundo sabe la buena persona que es''.