Manning y los Broncos siguen invictos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    ARLINGTON, Texas - Tom Brady, un mariscal estelar, vio cortada una racha notable. Peyton Manning, otro consagrado, estuvo a punto de sufrir también un tropiezo, pero Tony Romo, un mariscal estupendo que tuvo una tarde histórica, demostró sin embargo que no está todavía en esa élite, al equivocarse de nuevo en una ofensiva crucial.

    Manning y los Broncos siguieron invictos, gracias a un gol de campo de 28 yardas de Matt Prater, en el último segundo del encuentro. Denver se impuso 51-48 a los Cowboys de Dallas, en uno de los duelos ofensivos más espectaculares de la historia.
    Tony Romo lanzó para 506 yardas y cinco touchdowns por Dallas (2-3), pero vio interceptado su último pase del partido por Danny Trevanthan, en la yarda 24 de Dallas, lo que dejó servida la mesa para el gol de campo de Prater.
    Romo encabezó el primer ataque aéreo de más de 500 yardas en la historia de Dallas. Pero tras el pase interceptado, los Broncos (5-0) avanzaron hasta la yarda uno y dejaron sólo dos segundos en el reloj para cerciorarse de que la patada de Prater fuera la última jugada de un encuentro electrizante.
    Manning siguió en camino de lograr un récord de pases de anotación en el comienzo de una temporada. Totalizó 414 yardas y cuatro anotaciones con sus envíos por Denver.
    Los equipos totalizaron 1.039 yardas en forma combinada. Fue el segundo partido con más puntos combinados en tiempo regular desde 1970, cuando se fusionaron la Liga Nacional y la Americana, de acuerdo con la firma STATS.
    "Fue sorprendente que un duelo de ofensivas así se haya decidido por una gran jugada de la defensiva al final", dijo el entrenador de Denver, John Fox, respecto del envío interceptado a Romo.
    "Gracias a Dios, nuestra ofensiva nos mantuvo en la pelea durante todo el encuentro".
    Cincinnati y Cleveland totalizaron 106 puntos entre ambos en 2004, cuando los Browns se impusieron 58-48.
    Manning rebasó a Dan Marino, en el segundo lugar de más yardas en la historia. Totaliza 61.371, frente a las 61.361 que acumuló la leyenda de los Dolphins.