M. United buscar acercarse más al Chelsea

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MANCHESTER, Inglaterra - La eliminación del Liverpool de la fase de grupos en la Liga de Campeones representó el peor momento de una temporada hasta ahora decepcionante para uno de los gigantes del fútbol inglés.

    Pero las cosas podrían estar a punto de empeorar.

    Manchester United se prepara para propinar a su odiado rival otro duro golpe cuando los dos clubes más condecorados del país se enfrenten en el estadio Old Trafford este domingo en un duelo que había sido marcado en el calendario de la temporada.

    En la campaña pasada de la Liga Premier, el declive del United resultó tan inesperado como el ascenso del Liverpool al segundo lugar bajo el mando del técnico Brendan Rodgers. Ahora la situación es la opuesta.

    Todavía lejos de su mejor nivel, el United busca una sexta victoria consecutiva para mantener lo que podría ser una inesperada lucha por el título de la liga con el Chelsea y el Manchester City. Liverpool languidece en el noveno lugar, eliminado de la Liga de Campeones el martes y luce como una sombra del equipo que sorprendió a la Premier con su impulso ofensivo en la temporada 2013-14.

    En la 16ta jornada de la liga inglesa, el líder Chelsea tiene ventaja de tres puntos mientras se enfila a un juego en casa ante el Hull el sábado, mientras que el City, en segundo lugar, visita a un Leicester en último puesto.

    Apenas seis meses después de haber sido elogiado por revivir a una potencia en desgracia, Rodgers vive una creciente presión en Liverpool.

    "Hemos sido observados y analizados por todos lados", dijo Rodgers tras el empate del martes de 1-1 ante el Basilea que concretó la eliminación del Liverpool de la Liga de Campeones. "Para nosotros, la solución es sencilla: Necesitamos mejorar en nuestro nivel de desempeño... pero tenemos que darnos cuenta de dónde venimos".

    El subcampeón de la temporada pasada quizá generó expectativas poco realistas hacia los Reds pero aun así han sido una enorme decepción.

    Con Daniel Sturridge fuera y con su reemplazo, el italiano Mario Balotelli, también lesionado, resulta difícil imaginar que el Liverpool repita su victoria de 3-0 sobre el United que logró en el Old Trafford en marzo.

    "Necesitamos tener de regreso a nuestro líder goleador Daniel Sturridge y anotar más", dijo el capitán del club, Steven Gerrard.

    La posibilidad de que el Manchester United se abriera paso en la disputa por el título de la Premier era impensable hace un mes, pero el club que ha ganado 20 títulos de la liga inglesa no debería ser descartado.

    Ocho puntos detrás del Chelsea y a cinco del City, el United está logrando buenos resultados pese a mantenerse debajo de los estándares exigidos por su técnico Louis van Gaal. Sólo habría que imaginar lo que puede suceder si el equipo empieza a tomar forma.

    Sin la distracción de un torneo europeo en su calendario y con su pronta eliminación de la Copa de la Liga, la campaña del United imita la temporada pasada del Liverpool cuando Rodgers sacó provecho de tener toda una semana para prepararse para los juegos de la liga.

    "Es fantástico estar en el tercer lugar de la tabla", dijo Van Gaal tras el poco convincente triunfo del lunes por 2-1 en Southampton, "pero yo esperaba que pudiéramos lograrlo con una mejor actuación".

    Al vencer 2-0 a la Roma como visitante el miércoles para avanzar a octavos de final de la Liga de Campeones, el Manchester City acalló las críticas sobre ser un equipo de un solo jugador.

    Sergio Agüero podría estar fuera de las canchas hasta por seis semanas con una lesión de rodilla, lo que deja al City sin uno de sus máximos anotadores y su máxima amenaza a la ofensiva.

    El City llega confiado a sus duelos con los posibles candidatos al descenso Leicester, Crystal Palace, West Bromwich Albion, Burnley y Sunderland en las próximas tres semanas y su panorama parece sumar presión al Chelsea.

    Revivido por el técnico Sam Allardyce, el West Ham está en cuarto sitio y se medirá con el Sunderland el sábado. Southampton, en el quinto lugar, busca recuperarse de derrotas ante el Manchester City, Arsenal y Manchester United cuando visite a Burnley.

    Arsenal recibe al Newcastle en un partido entre el sexto y el séptimo lugar.