Los Rockets al borde de la eliminación

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES - La estrategia de hacer faltas intencionadas sobre DeAndre Jordan, no muy fiable desde la línea de tiros libres, fracasó a lo grande el domingo.

    DeAndre Jordan anotó 26 puntos, convirtió 14 de 34 tiros libres e impuso un récord de la NBA en playoffs, con 28 tiros desde la línea en la primera mitad de un duelo que los Clippers de Los Ángeles ganaron por paliza, 128-95 a los Rockets de Houston.

    "Todos estábamos un poco asustados al principio, pero al final terminamos bien", dijo el técnico de los Clippers Doc Rivers.

    Y tanto que lo hicieron.

    Jordan capturó además 17 rebotes. Blake Griffin añadió 21 puntos, J.J. Redick sumó 18 y Chris Paul anotó 15, además de repartir 12 asistencias por los Clippers, que propinaron la segunda golpiza consecutiva en esta serie de semifinales de la Conferencia Oeste al mejor de siete.

    "Nos dieron una paliza", dijo el entrenador de los Rockets, Kevin McHale.

    Los Ángeles puede disputar la primera final de conferencia en la historia de la franquicia si gana el quinto encuentro, previsto para el martes en Houston.

    "Esto no es lo que queremos conseguir", señaló Jordan. "Queremos jugar nueve partidos más".

    Un pícaro Jordan lanzó una sonrisa desde la banca en el último cuarto antes de girarse serio hacia el videomarcador. Pero para entonces el partido estaba casi terminado y la afición comenzó a hacer la ola para celebrar el resultado.

    "Reamente no sabía cuántas estaba lanzando", explicó. "Solo estaba intentando marcar tantas como podía para el equipo, y por otra parte intentar conseguir tantos paradas consecutivas como pudiese".

    James Harden totalizó 21 puntos y Trevor Ariza añadió 18 por los Rockets. Dwight Howard fue limitado a siete puntos y seis rebotes tras acumular faltas demasiado pronto, en un partido que se entrecortó demasiado al comienzo, cuando Jordan visitó repetidamente la línea de castigo.

    Howard fue expulsado tras cometer su sexta falta, a 9:52 minutos del final.

    También por los Rockets, el argentino Pablo Prigioni jugó 19:06 minutos, con tres puntos, dos rebotes, una asistencia y dos faltas.