Los Orioles barren a los Tigres

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Otro batazo trascendental de Nelson Cruz en la postemporada catapultó este domingo a los Orioles a una barrida sobre el trío de ganadores del Cy Young de los Tigres, y selló el pase de Baltimore para la serie de campeonato de la Liga Americana por primera vez desde 1997.

    Cruz disparó su jonrón en el sexto inning, una línea que viajó hasta el rincón del poste de foul en el jardín derecho. El batazo productor de dos carreras marcó la diferencia en la victoria 2-1 en la casa de los Tigres.
    Bud Norris, en su primera apertura de postemporada, superó a David Price en el tercer juego de la serie de división de la Liga Americana.
    Los Tigres intentaron reaccionar en el noveno y lograron colocar la carrera del empate en segunda base sin outs, pero el cerrador de los Orioles Zach Britton salió bien librado del apuro. Con corredores en segunda y primera, el emergente venezolano Hernán Pérez bateó un rodado por la antesala que inició un doble play.
    Para Buck Showalter, el manager de los Orioles, será su primera serie de campeonato en 16 campañas como dirigente en las mayores.
    "Es un gusto poder admirar esto. Créanme, estoy más contento de lo que ustedes pueden imaginarse", dijo Showalter. "La satisfacción sale de poder ver que el objetivo de los jugadores se hace realidad".
    Los Orioles enfrentarán a Kansas City por el título del Nuevo Circuito a partir del viernes en Baltimore. Los asombrosos Reales consiguieron su triunfo por barrida sobre los Angelinos de Los Ángeles, también el domingo.
    "Falta mucho y seguimos peleando", indicó el jardinero Adam Jones. "Si lo hacemos como equipo, podemos alcanzarlo todo".
    Y el aporte del dominicano Cruz ha sido clave en el éxito de un club que este año perdió por lesiones al tercera base Manny Machado y al cátcher Matt Wieters, dos de sus pilares. Además, el primera base Chris Davis está purgando una suspensión de 25 juegos por consumo de anfetaminas.
    "Lo que nos importa es que somos un equipo unido. Todos nos apoyamos", afirmó Cruz.
    El jonrón de Cruz fue el número 16 que sacude en la postemporada. El bateador designado fue el Jugador Más Valioso de la serie de campeonato de 2011, en la que Texas derrotó en seis juegos a Detroit.
    Cruz debió esperar hasta poco antes del inicio de los entrenamientos para firmar con los Orioles, luego que se perdió los últimos 50 juegos de la pasada campaña tras ser suspendido por quebrantar el reglamento antidopaje cuando su nombre quedó implicado en la trama de la clínica Biogenesis.
    "Él es consciente de que fueron cosas que él mismo se infligió", dijo Showalter. "Realmente buscó restablecerse y nosotros creíamos que podíamos darle una buena oportunidad, y que no tenía límites".
    Norris lanzó pelota de dos hits en seis innings y un tercio. En principio, la apertura del tercer juego fue asignada al mexicano Miguel González, pero Showalter anunció el cambio de planes el sábado.
    Andrew Miller relevó a Norris y sacó cinco outs seguidos para mantener la blanqueada.
    Víctor Martínez y J.D. Martínez abrieron la baja del noveno con dobletes seguidos ante Britton. Bryan Holaday se ponchó al intentar un sacrificio, y Showalter tomó la audaz decisión de poner la carrera de la victoria en circulación al darle el boleto intencional a Nick Castellanos.
    Esto obligó a que los bateadores más débiles de Detroit tuvieran que sacar la cara. Y la responsabilidad le tocó a Pérez, quien apenas tuvo cinco turnos en la temporada regular. Apenas pudo dar el rodado a un pitcheo de 96 millas por hora, propicio para el doble play por la vía 5-4-3. Fue el segundo salvado de Britton en la serie.
    Cruz encabezó las mayores con 40 jonrones esta temporada, con los Orioles al frente de ambas ligas con 211. Su jonrón de dos carreras en el primer inning del juego inicial fue lo que estableció el tono para la serie y respondió otra vez, ahora contra Price.
    Nada mal para alguien que los Orioles contrataron a fines de febrero. Cruz declinó la oferta correspondiente de 14,1 milones que le hubiese permitido seguir un año más con los Rangers, pero acabó aceptando un contrato de 8 millones y un año con Baltimore, la cual incluyó 750.000 dólares en incentivos adicionales.
    Detroit se adjudicó por cuarto año seguido el título de división, pero se quedó cortos de una cuarta serie de campeonato seguida. Los Tigres siguen sin conquistar el campeonato de la Serie Mundial desde 1984, una sequía que es superada en un año por la de Baltimore.
    "Es decepcionante. La sensación es que le fallaste a los fanáticos, a la organización", dijo Brad Ausmus, quien reemplazó a Jim Leyland como mánager de Detroit tras la pasada temporada.
    Detroit adquirió a Price al filo del límite para concretar canjes este año, reforzando la que ya era una formidable rotación. Max Scherzer, Price y Justin Verlander fueron los tres últimos ganadores del Cy Young de la liga. Pero los Tigres no pudieron ganar un solo partido en esta serie, con esos tres ases en el montículo.
    Verlander y Miguel Cabrera monopolizaron los últimos tres premios al Más Valioso de la liga. De nada sirvieron contra un equipo de Baltimore, que ya había sorprendido a propios y extraños con una campaña de 96 victorias para ganar con holgura el cetro de la división Este de la Liga Americana.