Los Miami Dolphins siguen en la pelea

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Miami Dolphins siguen en la pelea.

    La combinación del corredor Lamar Miller y el pateador Caleb Sturgis permitió a los Dolphins de Miami conseguir los puntos que le dieron la victoria a domicilio por 13-16 ante los Jets de Nueva York, en el último partido de la decimotercera semana de competición de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

    Miller tuvo 13 acarreos que le dieron una ganancia de 56 yardas y un "touchdown", mientras que Sturgis convirtió tres goles de campo, incluido el último de 26 yardas que aseguró la victoria de los Dolphins, que mantienen intactas sus esperanzas de estar en la fase final.
    Aunque los Jets sorprendieron a los Dolphins con la ventaja de 10-0 al inicio del partido, el equipo de Miami ajustó su defensa en la segunda parte y todo cambió a su favor porque ya no permitieron que su rival lograse las 210 yardas de avance por tierra, sino que se quedase en sólo 67.
    El mariscal de campo Ryan Tannehill completó 25 de 35 pases para 235 yardas con una interceptación, que se dio al hacer un envío a Miller y el balón quedó suelto en el aire hasta que lo atrapó Darrin Walls.
    Peor estuvo el mariscal de campo de los Jets, Geno Smith, que protagonizó una actuación discreta con siete pases completos en 13 intentos para 65 yardas, le interceptaron un envío, que sellaría la derrota de su equipo porque los Dolphins la transformaron en el gol de campo que les dio los tres puntos decisivos.
    Además, estableció otra marca negativa en lo que va de la temporada de la NFL al hacer sólo 13 pases, el número menor que se ha dado esta temporada.
    El pateador de los Jets, Nick Folk, falló dos de los cuatro goles de campo que intentó y tampoco hizo nada por ayudar la causa del triunfo de su quipo.
    Los Jets salieron al campo con el plan de proteger a Smith, enviando 49 acarreos, sin embargo en un intercambio de balón con Chris Ivory, Smith chocó con la espalda del fullback John Conner, lo que provocó un balón suelto en su propia yarda 5, el cual fue recuperado por Ivory.
    El equipo de Nueva York (2-10) tuvieron la ventaja durante tres cuartos, hasta que Miller se escapó cuatro yardas con el "touchdown" y puso el empate en el marcador (13-13).
    Los Dolphins ganaron el primer partido de la temporada que se decidió por siete puntos o menos, luego de sumar tres derrotas este año con marcadores dentro de ese rango.