Los Gigantes van por la Serie Mundial

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    La joya de pelota que lanzó el abridor zurdo Madison Bumgarner en el quinto partido hizo posible que los Gigantes de San Francisco ganasen por blanqueada de 5-0 a los Reales de Kansas City y se pusiesen arriba 3-2 en la Serie Mundial que disputan al mejor de siete.

    Pero los Reales, ahora regresan a su campo del Kauffman Stadium, de Kansas City, donde tienen la historia a su favor después que en 1985 también llegaron con el mismo resultado tras visitar a los Cardenales de San Luis y al final fueron ellos los campeones.
    Antes que eso pueda darse, Bumgarner protagonizó una de las labores más completas y espectaculares desde el montículo que se recuerde en la historia moderna de las Grandes Ligas, en una noche que estuvo marcada por la tristeza general vivida dentro del deporte del béisbol y en especial del dominicano y latinoamericano.
    La causa, la muerte trágica del joven pelotero dominicano de los Cardenales, Oscar Taveras, de sólo 22 años, que falleció en un accidente de tráfico mientras se encontraba en su país.
    A pesar de la triste noticia, Bumgarner, como gran profesional, salió al montículo del AT&T Park, de San Francisco, y dio todo un recital de pitcheo que lo dejó con la decimosexta blanqueada en la historia del "Clásico de Otoño", que de alguna manera fue en homenaje perfecto del deporte del béisbol a Taveras.
    Mientras que el bateo oportuno lo encabezó el campocorto Brandon Crawford que impulso tres carreras y el emergente dominicano Juan Carlos Pérez, que superó las emociones por el fallecimiento de su amigo Taveras y en su honor también pegó un doble impulsador de otras dos anotaciones que lograron los Gigantes.
    ""Le di duro a esa pelota y pensé por un momento que se iba del parque", declaró Pérez, que admitió horas antes había llorado por la muerte de su amigo y compatriota. "Estaba buscando un pitcheo en el medio del plato. Me dijeron que tratase de mantener el swing corto. Sabía que la pelota le iba a pasar por encima de la cabeza al jardinero. Ahora solamente necesitamos una victoria más".
    Bumgarner, que solamente ha permitido una carrera en sus 16 episodios de trabajo en el actual Clásico de Octubre, se convirtió en el primer lanzador que tira una blanqueada sin dar boleto alguno y ponchar a ocho en la historia de la Serie Mundial.
    "Lució fuerte toda la noche", destacó Bruce Bochy, piloto de los Gigantes. "Uno disfruta mucho cuando él está en su día. Acertó con todos sus envíos. Pensaba sacarlo, pero tenía ventaja de 5-0 y estaba lanzando muy bien".
    Para Bumgarner fue una joya más de una trayectoria excepcional en la Serie Mundial, donde nunca ha perdido y tiene marca de 4-0 después de haber ganado en las del 2010 y 2012 frente a los Vigilantes de Texas y los Tigres de Detroit, además de los dos triunfos que lleva ante los Reales, ganó también el primer juego.
    Con su hazaña dominical se une a Orel Hershiser, Josh Beckett y Randy Johnson como los únicos que han tirado más de una blanqueada en la misma postemporada desde que el formato de juego en los playoffs se expandió a partir de 1969.
    La blanqueada fue también la primera en el "Clásico de Otoño" desde que Beckett la consiguió en el 2003 cuando lanzaba con los Marlins de Florida y ganaron la serie a los Yanquis de Nueva York.
    "Obviamente, es un honor, me siento bendecido por tener la oportunidad de lograr eso", declaró Bumgarner. "Pero eso (el récord) es sorprendente. No lo hubiera pensado".
    Aunque hizo 117 lanzamientos, Bumgarner reveló que en ningún momento se sintió agotado y que estaba listo para trabajar el noveno episodio sin problema alguno.
    "La verdad es que en este momento del año no es tan difícil sentirse bien", comentó Bumgarner "Ese no es usualmente el problema. Cuando terminó el octavo, sabía que tendría una oportunidad de trabajar en el noveno porque venían (los zurdos) Alex Gordon y Eric Hosmer. Le dije (a Bochy) que estaba listo para seguir lanzando".
    Bochy le concedió su deseo y acertó por completo porque siguió intratable y mantuvo en silencio a los Reales que al concluir el partido reconocieron que no tuvieron nada que hacer ante la magia y el control que le puso Bumgarner, de 25 años, a la pelota durante toda la noche.
    "A pesar de lo bien que lanzó estuvimos siempre en el partido hasta la parte baja de la octava entrada cuando Pérez con su doblete impulsador nos acabó", declaró el piloto de los Reales, Ned Yost. "Ahora lo que tenemos que pensar es en la vuelta a nuestro campo, donde las cosas estoy seguro que serán diferentes".
    Es el mismo pensar que tienen el resto de los peloteros de los Reales, incluidos el abridor James Shields (0-2) que cargó con la derrota, pero hizo una buena labor desde el montículo.
    Incluido el novato dominicano Yordano Ventura, de 23 años, otra joya del béisbol dominicano, que se enfrentará al veterano Jake Peavy y buscará el triunfo que con toda seguridad dedicará también a su compatriota Taveras.

    Video: Los Gigantes van por la Serie Mundial

    Video: Los Gigantes van por la Serie Mundial
    (Publicado martes 28 de octubre de 2014)