Los Bulls humillan al campeón

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Bulls derrotan al Heat.

    Enfrentarse ante los campeones de liga, los Heat de Miami, siempre ha sido una motivación extra para los Bulls de Chicago que los recibieron en su campo del United Center sin el base Derrick Rose, pero con el ala-pívot Carlos Boozer de líder y vencieron por paliza de 107-87.

    Boozer se encargó de liderar el ataque ganador y balanceado de los Bulls al aportar 27 puntos y nueve rebotes, mientras que el alero sudanés Luol Deng consiguió 20 puntos y repartió cinco asistencias.

    El ala-pívot reserva Taj Gibson fue el sexto hombre de los Bulls al anotar 19 puntos y también capturar seis rebotes que ayudaron a la victoria de los Bulls (8-9) la segunda que consiguen en los últimos ocho partidos disputados.
    El pívot Joakin Noah fue el dueño del juego bajo los aros y otra de las claves de la victoria de los Bulls al aportar un doble-doble de 17 puntos, 15 rebotes, incluidos 12 que fueron defensivos, dio tres asistencias y recuperó un balón, sin que perdiese ninguno.
    El base Kirk Hinrich, que ha ocupado el puesto de titular de Derrick Rose, lesionado, hizo también una buena labor al conseguir 13 puntos, repartir siete asistencias y capturar cinco rebotes.
    El poder y dominio que los Bulls tuvieron bajo los aros le permitió capturar 49 rebotes por tan sólo 27 de los Heat, siete de ellos del alero reserva Michael Beasley, que fue el mejor jugador de los Heat dentro de la pintura.
    De nuevo la ausencia del escolta Dwyane Wade, baja por molestias musculares, dejó a los Heat sin su segunda mejor opción de ataque y sólo tuvieron al alero LeBron James como máximo responsable de cargarse al equipo sobre sus hombros.
    James no brilló y su aportación de 21 puntos (7-17, 1-4, 6-8), cinco rebotes, tres recuperaciones de balón y dos asistencias no impidieron la segunda derrota consecutiva de los Heat (14-5).
    Beasley fue el segundo máximo encestador de los Heat al conseguir 15 puntos, mientras que el base Norris Cole llegó a los 12 y el pívot Chris Bosh tampoco fue factor ganador al anotar sólo 10 tantos después de fallar 7 de 11 tiros de campo.
    El veterano Ray Allen, que salió de titular no fue factor en la ofensiva de los Heat aunque anotó nueve puntos y tampoco el alero Shane Battier (seis), tres más que el base Mario Chalmers, que sigue sin tener su mejor rendimiento.
    Los Bulls impusieron desde el principio el ritmo y el dominio en el juego que les dio una ventaja parcial de 25 puntos en el tercer periodo y aunque los Heat la bajaron a 12 eso fue todo lo que pudieron conseguir los actuales bicampeones de liga.
    Como equipo los Bulls consiguieron un 50 (37-74) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 53 (10-19) de triples, su mejor marca en lo que va de temporada, comparados al 42 (32-77) y el 27 (6-22), respectivamente, de los Heat.
    Los Bulls también confirmaron que están ya mentalizados a volver a jugar sin Rose, que en rueda de prensa previa al partido dijo que su objetivo es volver con el equipo si clasifica a la fase final.
    El pasado 22 de noviembre, Rose sufrió la rotura del menisco de la rodilla de la pierna derecha, de la que tuvo que ser operado, y de acuerdo al equipo no volvería a jugar más en la temporada 2013-14.
    "Si mi recuperación es buena, no tengo ninguna duda de volver a la competición en la fase final", declaró Rose. "También estoy seguro que no habrá ningún tipo de presión para que lo haga".
    Antes del partido se guardo un minuto de silencio en memoria del fallecido expresidente de Sudáfrica, Nelson Mandela.