El Licey humilla al Villa Clara: 9-2

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El Villa Clara cubano hizo este lunes un papelón con el pitcheo en su tercer encuentro de la Serie del Caribe en Margarita, en el que cayó por 9-0 frente a los Tigres del Licey dominicanos, que tuvieron en su montículo una actuación excepcional del estadounidense Jon Leicester.

    Leicester lanzó siete episodios en blanco y recibió apenas tres sencillos, para guiar el primer laurel de República Dominicana en el clásico caribeño, mientras que Cuba, que queda al borde de la eliminación con récord de 0-3, deberá ganar este martes a los Indios de Mayagüez puertorriqueños y luego aferrarse a un milagro.

    Cubanos y dominicanos llegaban a este encuentro sin conocer la victoria, aunque el Villa Clara era el más urgido tras sumar dos reveses seguidos.
    Los problemas con el pitcheo abridor de Cuba persiste, de hecho han ido de mal a peor.
    El serpertinero Yasmani Hernández salió del encuentro en apenas un episodio y un tercio de labor, en el que recibió dos carreras, tres imparables, brindó dos bases por bolas y cometió un error.
    En su relevo acudió Ismel Jiménez, Jonder Martínez, Alaín Sánchez e Irwin del Río, pero ninguno lanzó más de dos tramos.
    En el bullpen cubano se observaba el desespero del estratega Ramón Moré, disgustado por la mala actuación de sus relevistas.
    El conjunto 'bengalí' pescó en río revuelto y cargó con 12 imparables, apoyados en la impresionante gestión de Leicester, un lanzador que seguramente acaparó hoy las miradas de los cazatalentos de la MLB presentes en el estadio Nueva Esparta.
    En la ofensiva dominicana destacó el bateador designado Ronny Paulino, quien ligó de 5-3, con dos sencillos, un doblete, una base por bolas recibida y una carrera impulsada.
    Cuba necesita que Puerto Rico, a quien enfrentará mañana, pierda sus próximos compromisos y queden en registro de 0-3, para luego desearles la peor suerte en la última jornada de la primera fase, en la que Villa Clara descansa y los boricuas reciben al anfitrión Navegantes del Magallanes.