Hasta Mujica recibe a Suárez como héroe

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Hasta el presidente Pepe Mujica fue a recibir a Luis Suárez como un héroe al aeropuerto, luego de que dijera no haber visto el mordisco del jugador uruguayo a Chellini, durante el juego contra Italia.

    MONTEVIDEO – La expulsión del Mundial de Brasil y de toda cancha de fútbol por los próximos cuatro meses sigue generando gran polémica.

    Mientras el jugador arribaba este viernes en la madrugada a la capital uruguaya en donde era esperado como un ídolo por aficionados que se apostaron por varias horas en el aeropuerto internacional, expertos y ex futbolistas fijaron su postura frente a la decisión de la FIFA.

    El vuelo que llevó a Suárez a Uruguay sufrió un retraso de 11 horas, por lo que la multitud que lo esperaba en el terminal aéreo ya se había dispersado a eso de las 5 a.m. cuando éste se bajó del avión privado que lo transportó.

    Más de 1,000 personas se habían conglomerado a la espera del internacional uruguayo.

    Video: Hasta Mujica recibe a Suárez como héroe

    Video: Hasta Mujica recibe a Suárez como héroe
    (Publicado viernes 25 de julio de 2014)

    Uno de los aficionados pendientes de la llegada de Suárez era el propio presidente José ‘Pepe’ Mujica, quien se retiró del lugar ante el retraso en la llegada del vuelo.

    Clara Bragard, una estudiante que también portaba una bandera, consideró que "Suárez vivió una injusticia por parte de la FIFA. Y ya que todo el mundo está en contra de él, que se sepa que los uruguayos estamos a su favor", agregó.

    La sanción de la FIFA contra Suárez provocó indignación en Uruguay, un país de unos 3,4 millones de habitantes con una larga y rica tradición futbolística, que incluye dos campeonatos mundiales. El goleador también fue suspendido por nueve partidos con la selección.

    El ariete de 27 años del Liverpool es un ídolo en su país, al que ayudó a alcanzar las semifinales del Mundial de 2010 y a ganar la Copa América del año siguiente.

    Diego Armando Maradona se unió a la defensa de Suárez al señalar que en la actual Copa del Mundo se han visto agresiones peores al mordisco que no fueron sancionadas con semejante severidad.

    "No tienen el sentido común o la sensibilidad del hincha", expresó el astro argentino durante la transmisión del jueves del programa de la cadena venezolana Telesur en el que participa como analista del Mundial.

    "¿Quién se creen que son ustedes (la FIFA)? ¿Por qué lo mandan a Guantánamo a Luis Suárez? ¿A quién mató? Esto es fútbol, esto es roce".

    Al final de la transmisión, el exfutbolista argentino, uno de los principales críticos de la FIFA y de su presidente Joseph Blatter, se puso una camiseta blanca con el mensaje "Luisito, estamos con vos".

    Diego Lugano, capitán de la selección Celeste, escribió en su cuenta de Facebook un mensaje de respaldo a Suárez.

    "Abrazo a Luis, quien como siempre se levantará, y principalmente a la familia que es la que más sufre en estos casos, sigan sintiéndose orgullosos de él, lo merece", escribió el zaguero de West Bromwich Albion. "A nosotros no nos detendrá nada. Seguiremos adelante con humildad, unión, compromiso, reconocimiento de los errores y con la cabeza siempre erguida".

    Desde el gobierno, la ministra de Turismo y Deporte, Liliám Kechichián, indicó que "nos duele la desmedida sanción",

    "Ahora ver cómo ayudamos al ser humano y cómo este grupo saca lo mejor de su clase y de su amor a la `Celeste'", dijo la ministra Liliám Kechichián.

    Wilmar Valdez, líder de la Asociación Uruguaya de Fútbol anunció que el organismo apelará la suspensión, aunque la FIFA enfatizó que el castigo seguirá en pie mientras se cumple ese proceso.

    "Los errores en la vida se pagan, esa es la realidad. Luis ya los ha pagado", expresó Valdez.

    Una de las reacciones que más se esperaba era la de Giorgio Chellini, el jugador afectado por el mordisco de Suárez, quien calificó de excesiva la sanción de la FIFA.

    "No albergo ningún sentimiento de alegría, venganza o enojo con Suárez por el incidente, que ocurrió en la cancha y ya pasó", escribió Chiellini en su blog para Sportlobster. "Solo persisten el enojo y la frustración por el partido. En este momento, mi único pensamiento va para Luis y su familia, porque enfrentan un período muy difícil".

    "Siempre he respaldado inequívocamente las intervenciones disciplinarias por parte de los organismos competentes, pero a la vez creo que la fórmula propuesta es excesiva. Sinceramente espero que se le permita permanecer cerca de sus compañeros durante los partidos, porque dicha prohibición es realmente alienante para un jugador".

    La FIFA también le impuso una multa de 100.000 francos suizos (112.000 dólares). El ariete tiene prohibido entrar a cualquier estadio de la Copa del Mundo, o incluso entrenarse con Liverpool hasta fines de octubre.