La mascota de Nueva Zelanda Sub-20 2015

La mascota de Nueva Zelanda Sub-20 2015

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LA MASCOTA

    Wooliam: la mascota de la Copa Mundial Sub-20

    La mascota, un carnero negro con mucho carácter llamada Wooliam, causó sensación entre niños y grandes mientras brincaba en el desfile, antes de compartir con los demás invitados la fiesta posterior a la cabalgata.

    Tras su aparición en Auckland, se encaminó hacia Wellington, donde actuó con sus bailarines de hip-hop en el descanso del partido entre el Wellington Phoenix y el Melbourne City.

    Dave Beeche, director ejecutivo del Comité Organizador Local de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA ha declarado que quedó encantado con el recibimiento entusiasta que el público había dedicado a Wooliam. “Sentimos un gran cariño por Wooliam, pues creemos que encarna la pasión, la emoción y el colorido que son sinónimos de esta competición. Ha sido muy satisfactorio ver cómo el público se divertía con la mascota tanto como nosotros”.

    “Sabemos que todo el mundo asocia Nueva Zelanda con las ovejas y los carneros, por eso pensamos que estaría muy bien reflejar esa asociación y aportarle además un toque simpático: convertirle en el carnero negro más divertido de la historia, en un joven kiwi un poco descarado y con carácter”.

    El Director de Marketing de la FIFA, Thierry Weil, manifestó: “Wooliam es un gran personaje, que encarna Nueva Zelanda y a su gente. Será estupendo ver cómo se convierte en el rostro de la competición y cómo interactúa con los aficionados de todas las edades en los próximos meses. Una mascota es una herramienta fantástica para presentar al mundo los valores y las cualidades de un país”.

    Esta competición supone el regreso al hogar de Wooliam. Después de recorrer el planeta y desarrollar una intensa pasión por el deporte rey, el hijo pródigo decidió regresar para ofrecer sus servicios a la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2015, pues consideró que sus cualidades futbolísticas se ajustaban muchísimo mejor a la labor de mascota de la competición.

    El Comité Organizador Local la acogió en su seno y Wooliam se convirtió en el rostro del torneo. A partir de ahora le espera una agenda muy apretada, con apariciones públicas en escuelas, centros comerciales y otras grandes funciones hasta el final de la competición el próximo junio.