México se mide ante Estados Unidos

México se mide ante Estados Unidos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Telemundo San Antonio
    El seleccionador mexicano formó un equipo con jugadores jóvenes y que no habían sido llamados al Tricolor.

    SAN ANTONIO - La selección mexicana de fútbol se mide este miércoles a su similar estadounidense en San Antonio en un amistoso en el que el estratega Miguel Herrera busca más jugadores para el Tricolor que enfrentará la Copa América y la Oro a mediados del año.

    Este martes, medios mexicanos reportaron que el encuentro podría ser cancelado debido a las condiciones del pasto en el Alamodome; sin embargo, la Selección mexicana desmintió los rumores y aseguraron que el partido se dará justo como se había planificado.

    El juego, un clásico de la zona de la Concacaf, enfrentará a los mejores jugadores de las respectivas ligas locales, ya que tanto Herrera como el alemán Jurgen Klinsmann no pudieron llamar a todos sus futbolistas que juegan en Europa.

    ["El Piojo": México no puede perder ante EEUU]

    México regresa a Estados Unidos, prácticamente su segunda casa por la cantidad de mexicanos que trabajan y residen en ese país, tras tras sus triunfos ante Ecuador y Paraguay en la fecha FIFA de marzo y que representaron sus primeros dos juegos del 2015.

    El seleccionador mexicano formó un equipo con jugadores jóvenes y que no habían sido llamados al Tricolor como Carlos Salcedo, Marco Bueno, Mario Osuna y Luis Rodríguez, además de los experimentados Cirilio Saucedo y Francisco Javier Rodríguez.

    Por su parte, el conjunto que dirige Klinsmann pretende controlar el partido y utilizar como antídoto a jugadores de origen estadounidense que militan en la liga mexicana como William Yarbrough, Ventura Alvarado, Greg Garza, Joe Corona y Michael Orozco.

    Además, contará con Julian Green y DeAndre Yedlin, quienes fueron cedidos por el Hamburgo alemán y el Tottenham inglés.

    [Montes, Flores y Saucedo regresan al Tri]

    Dicho encuentro se llevará a cabo frente a 65,000 espectadores y será el tercer partido del año para Estados Unidos, que en los dos anteriores acumuló una derrota y un empate ante Dinamarca y Suiza, en las fechas FIFA del mes pasado.

    A pesar de que no estarán los mejores hombres de cada equipo, el partido servirá como antecedente para el posible duelo que se presente en la Copa Oro, la cual México está obligado a ganar para disputar, precisamente ante EE.UU., el boleto para la Copa Confederación Rusia 2017.

    En su último encuentro, México y Estados Unidos empataron a dos tantos, el 2 de abril de 2014 en Phoenix, Arizona.