Heat con el último suspiro

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    El alero LeBron James y el escolta Dwyane Wade no permitieron que el base Rajon Rondo viese cumplido su deseo de hacerles caer derrotados en el segundo partido de las finales de la Conferencia Este que los Heat de Miami ganaron en la prórroga por 115-111 a los Celtics de Boston después de remontar una desventaja de 15 puntos. La victoria permite a los Heat ponerse con la ventaja de 2-0 en la serie al mejor de siete, que se traslada a Boston, donde en el TD Northbank Garden, el viernes se jugará el tercer partido. A pesar que Rondo cumplió con su palabra de jugar su mejor baloncesto individual y de equipo, que le permitió conseguir un doble-doble de 44 puntos, incluidos 22 en la primera parte, 10 asistencias, ocho rebotes y tres recuperaciones de balón, al final no pudo con la combinación de los 57 que lograron James y Wade. Pero sobre todo con los 22 del base Mario Chalmers, que aunque perdió el duelo individual con Rondo, se convirtió en factor sorpresa y ganador para los Heat, al igual que el ala-pívot Udonis Haslem, que aportó un doble-doble de 13 tantos, incluidos cuatro decisivos en la prórroga, y capturó 11 rebotes. James lideró el ataque y el juego de los Heat al conseguir un doble-doble de 34 puntos, 10 rebotes y siete asistencias que hicieron la diferencia en el marcador final, aunque tuvo en su muñeca el haber podido concluir el partido en el tiempo reglamentario con dos acciones individuales. A la postre los Heat, que siguen sin el ala-pívot Chris Bosh, tuvieron el apoyo necesario tanto de Chalmers, en su mejor partido de la fase final como de los reservas que aportaron 25 puntos por tan solo siete del banquillo de los Celtics.