Eliminan a los Miami Dolphins

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La figura del receptor abierto Odell Beckham Jr. volvió a ser decisiva en el juego ofensivo de los Giants de Nueva York que de visitantes vencieron por 24-31 a los Dolphins de Miami en el tradicional partido de los lunes por la noche con el que se completó la decimocuarta semana de competición de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

    Beckham Jr hizo dos captura de anotación, incluida una de 84 yardas que rompió el empate en el marcador en el cuarto periodo y aseguró la victoria de los Giants.

    El triunfo permitió a los Giants ponerse con marca de 6-7 y empatar en el primer lugar de la División Este de la Conferencia Nacional (NFC) junto a los Redskins de Washington y los Eagles de Filadelfia, que el domingo también lograron sendos triunfos.

    El mariscal de campo de los Giants, el estelar Eli Manning, completo 27 de 31 pases para 337 yardas e hizo cuatro envíos de anotación, no le hicieron ninguna interceptación ni tampoco fue derribado lo que le permitió dejar en 151,5 el índice de pasador, el más alto desde la temporada del 2009.

    "El equipo jugó bien en los momentos decisivos, me hizo una buena protección dentro del paquete, encontré a los jugadores de nuestra ofensiva y la defensa respondió en la recta final", declaró Manning. "El triunfo era muy importante para nosotros de cara a mantenernos en la lucha por llegar a la fase final".

    Los Giants rompieron una racha de tres derrotas consecutivas y están empatados con los Redskins y los Eagles en el liderato de la devisión más débil que hay en la NFC.
    Beckham Jr. tuvo siete recepciones para 166 yardas. Este fue el sexto partido consecutivo de 100 yardas o más que produce Beckham, un récord para los Giants, con su labor ofensiva por aire.

    Manning también estableció una marca para la franquicia al completar el 87 por ciento de sus pases ante Miami.

    Los Dolphins (5-8) quedaron matemáticamente eliminados de la carrera por los playoffs, extendiendo su sequía de la fase final a siete años consecutivos, un récord para la franquicia, que en otros tiempos era una de las que siempre estaba en la lucha por el título del Super Bowl.

    El equipo de Miami perdió con el mariscal de campo estelar Ryan Tannehill que completó 25 de 41 pases para 236 yardas, hizo un envío de anotación y dejó en 85,0 el índice de pasador.