El Heat saca la casta de campeón, y gana

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Lebron James contra Indiana.

    LeBron James y Duyane Wade siguieron un libreto conocido el martes por la noche. Cuando Miami se metió en problemas, ese dúo se encargó de rescatarlo... otra vez.

    James anotó seis puntos seguidos para desatar una racha decisiva en el encuentro, y se combinó con Wade para anotar los últimos 20 tantos de Miami, que se impuso 87-83 a los Pacers de Indiana para empatar a un triunfo por bando la final de la Conferencia del Este.
    "Por eso ellos son los chicos de los 100 millones de dólares", dijo su compañero Norris Cole. "Son imparables, nos facilitan el partido a todos los demás cuando entran en esa modalidad de ataque".
    Esa fue precisamente la modalidad que adoptaron James y Wade durante los últimos 12 minutos.
    James anotó 22 puntos, incluidos 12 en el cuarto periodo y los seis consecutivos en la racha de 12 unidades contra dos, que inclinó el encuentro a favor del Heat.
    Wade sumó 13 de sus 23 unidades en la primera mitad, cuando Miami las necesitaba urgentemente para seguir en la pelea. Sus otros 10 puntos los aportó en el periodo final.
    Juntos, ayudaron a que Miami evitara verse en desventaja por 2-0, algo que no le ocurre al equipo desde la primera ronda de los playoffs de 2010.
    El tercer partido está programado para el sábado en Miami. El cuarto enfrentamiento se realizará en esa misma ciudad.
    Lance Stephenson totalizó 25 tantos por los Pacers, para igualar su mejor marca en playoffs, y Paul George añadió 14. El argentino Luis Scola jugó 10:56 minutos, en los que sumó dos puntos, una asistencia y un par de faltas.
    Miami perdía por 73-69 a 7:19 minutos del final, pero James acertó un triple y luego encabezó la reacción del Heat, que a la defensiva recibió sólo ocho puntos en los últimos cinco minutos.
    Durante la campaña, los Pacers se esforzaron por terminar primeros de su conferencia, a fin de tener la ventaja de locales en una eventual serie ante Miami. Esa ventaja no existe más, tras la victoria del Heat en cancha ajena.

    Y es que Miami ha ganado 11 encuentros en fila luego de una derrota en postemporada.