Duro castigo a Metta World Peace

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    La NBA dio a conocer hoy la suspensión de siete partidos que le impuso al alero Metta World Peace, de los Lakers de Los Ángeles, por el codazo intencional que dio el pasado domingo al escolta James Harden, de los Thunder de Oklahoma City, mientras ambos equipos disputaban un partido de liga.

    La suspensión deja a los Lakers sin su alero titular para seis de los posibles siete partidos que les tocará disputar en la primera ronda de la fase final y el último que les queda de la temporada regular.

    World Peace no pudo convencer con sus argumentos de que el codazo que le dio a Harden fue involuntario y mucho menos las disculpas ofrecidas después que concluyese el partido cuando nada más darse la agresión quiso seguir peleando con el alero hispano-congoleño Serge Ibaka.

    El nacido en Brazzaville, Congo, le fue a pedir explicaciones a World Peace por lo hecho a su compañero, que debido al golpe sufrió una conmoción cerebral.

    World Peace, que se cambió su nombre anterior de Ron Artest, no ha querido hacer comentarios sobre la decisión de la NBA, que también le va a costar la perdida de 350.000 dólares en salario.

    Pero sus compañeros, encabezados por el escolta estrella Kobe Bryant, tampoco han podido defender su inexplicable reacción y actitud violenta contra un jugador que simplemente se le cruzó en el camino en el momento que celebraba una canasta de mate.

    "Es algo muy difícil ponerse dentro de los pensamientos de la persona que protagonizo el incidente y conocer exactamente que fue lo que sucedió", comentó Bryant. "No he hablado con él (World Peace). Podrían ustedes (los periodistas) hacerle ese tipo de pregunta".

    Si los Lakers superan la primera ronda de la fase final y los Thunder hacen lo propio, entonces se enfrentaran en las semifinales de la Conferencia Oeste y World Peace ya habrá cumplido con la suspensión y estará listo para jugar.

    Si los Lakers fuesen eliminados en la primera ronda de la fase final y no llegasen a disputar seis partidos, entonces los que le queden sin cumplir tendrá que completarlos la próxima temporada.

    World Peace no ha respondido directamente a los periodistas tras conocerse la suspensión, pero en su página de internet vuelve a pedir disculpas a los Thunder de Oklahoma City y dice que cumplirá con todo lo establecido para que pueda luego volver y ayudar a sus compañeros en la fase final, además de hacerlo por los seguidores del equipo.

    El comisionado de la NBA, David Stern, que fue el que dio a conocer a través de un comunicado oficial la suspensión, recordó que la trayectoria conflictiva de Artest dentro y fuera del campo no le ayudó a la hora de tomar la decisión.

    Stern también señala que la recuperación de Harden marcha por el buen camino, pero que todavía no podrá jugar en los próximos partidos y no ha recibido el acta médica.

    "La conmoción cerebral sufrida por James Harden demuestra el peligro que conllevan los actos violentos de esa naturaleza, especialmente cuando afecta a la cabeza", destaca Stern en el comunicado.

    "Estamos comprometidos a tomar todas las medidas que sean necesarias para garantizar la seguridad e integridad de los jugadores de la NBA, incluyendo la imposición de castigos apropiados con la historia de los jugadores que han tenido altercados dentro y fuera del campo".

    Por su parte, el gerente general de los Lakers, Mitch Kupchak -dentro de la organización ya se esperaban un castigo ejemplar-, dijo que el equipo aceptaba la suspensión de World Peace, al que todavía le quedan dos años de contrato.

    "En absoluto se puede comprender o aceptar la falta de raciocinio que tuvo en su más reciente acto", comentó Kupchak, después que haber alabado el buen comportamiento que World Peace había tenido en los últimos años con los Lakers.

    Kupchak reconoció que sus acciones pudieron lesionar gravemente a un jugador y la suspensión de siete partidos también le hace mucho daño al equipo, pero el gerente general de los Lakers reiteró que aceptaba la decisión de la NBA, a la vez que le darían todo el apoyo al jugador para que pudiese comportarse siempre como un auténtico profesional dentro del campo.