Cuenta regresiva para juicio de Aaron Hernández

Caso Aaron Hernández: fiscales hacen peticiones

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Telemundo Boston

    BOSTON - No se permitirá a los fiscales cubrir una vitrina de trofeos en la casa de Aaron Hernández cuando los miembros del jurado la visiten durante el juicio por asesinato del ex jugador de los Patriots de Nueva Inglaterra.

     

    En la Corte Superior de Fall River la jueza Susan Garsh rechazó una petición para proteger los trofeos de la vista de los jurados a quienes, pese a la resistencia de la defensa, la fiscalía podrá transportarlos a lugares claves donde se habría recolectado evidencia del caso. 

    El fiscal William McCauley sostuvo que el equipo de la defensa quería impresionar a los miembros del jurado. Pero el abogado de Hernández argumentó que la casa debe ser mostrada a los miembros del jurado exactamente como era en el momento de la muerte de Odin Lloyd.

    La visita de los jurados a sitios clave incluirá tanto la residencia de Hernández como la de Lloyd en Dorchester, así como el lugar donde fue hallado su cuerpo y el sitio donde se encuentran las antenas celulares que captaron llamadas y mensajes claves en la investigación.

    La selección del jurado está programada para comenzar este viernes en el caso contra Hernández, quien se declaró no culpable de haber disparado fatalmente a Lloyd, un jugador de fútbol semiprofesional, en junio de 2013.

    Lloyd, de 27 años, estaba saliendo con la hermana de la novia de Hernández, Shayanna Jenkins, cuando fue asesinado.

    El martes, el juez también permitió que Jenkins y la madre de Hernández puedan asistir y presenciar el juicio, a pesar de que pueden ser llamadas como potenciales testigos.

    Hernández era un jugador de los Patriots con un contrato de 40 millones de dólares, cuando los fiscales dicen que mató a Lloyd en un parque industrial cerca de su casa en North Attleborough. Lloyd fue encontrado muerto a tiros el 17 de junio de 2013.

    Se espera que el juicio dure de seis a 10 semanas, y decenas de testigos podrían ser llamados, incluyendo el entrenador de los Patriots Bill Belichick y el dueño del equipo Robert Kraft.

    Hernández también se ha declarado no culpable de disparar fatalmente a dos hombres en 2012 después de un encuentro en un club nocturno de Boston. Ese caso aún no ha ido a juicio.