Gran victoria de Brasil ante Camerún

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    BRASILIA (Brasil) -- Tras pasar un susto y con dos goles de Neymar, Brasil aplastó 4-1 el lunes a Camerún para adjudicarse el Grupo A de la Copa Mundial y avanzar a octavos de final, en los que tendrá a Chile como rival.

    México se quedó con el segundo puesto, tras doblegar 3-1 a Croacia, y se topará con Holanda en la siguiente fase.

    Fred y Fernandinho aumentaron para Brasil, que cuando la estaba pasando mal tuvo la fortuna de contar con Neymar, máximo artillero del certamen con cuatro dianas en tres partidos.

    El astro salió en rescate de los anfitriones con goles en la primera etapa. Abrió la cuenta a los 17 minutos, al desviar un centro de Luiz Gustavo por la derecha.

    Camerún, que ya estaba eliminado, jugó sin embargo suelto, dominante y obtuvo un transitorio empate gracias a Josep Matip.

    Estupor y silencio en todo Brasil a los 26 minutos, cuando Matip capitalizó un centro de Allan Nyom tras un desborde por la banda derecha a Dani Alves, a quien eludió dos veces en un alarde de habilidad y velocidad.

    [Relacionado: Visita nuestra página especial de la Copa Mundial 2014 con noticias, videos y fotos.]

    Poco después, Matip recibió un córner y estrelló su cabezazo en el travesaño

    Brasil se mostró frágil en defensa ante un Camerún que encabezó armoniosos ataques que lejos estuvieron de ser contragolpes, pese a que jugó sin su figura Samuel Eto'o, ausente por segundo partido consecutivo por una lesión en su rodilla derecha.

    Brasil atacó pero atrás sufrió, hasta que Neymar ahuyentó los fantasmas pesimistas a los 35 minutos, cuando recorrió unos 10 metros con pelota dominada, se hamacó de izquierda a derecha ante la mirada de sus marcadores y sacó un derechazo al primer palo del arquero Charles Itanjde, quien estaba mal parado.

    Acto seguido, los locales recuperaron la iniciativa y Camerún abusó del pelotazo. Fred llevó tranquilidad a su equipo al convertir el tercero a los 49 minutos al cabecear un centro de David Luiz.

    Por entonces, Brasil llegaba con un par de toques al área rival, mientras que a Camerún le costaba más lastimar en ataque por la falta de precisión en el control de la pelota.

    Tranquilizado por esa ventaja, Brasil bajó el pie del acelerador pero Fernandinho marcó el cuarto tras una serie de toques a los 85. Gol más, gol menos, a esa altura lo importante ya no era florearse sino resguardar el físico para los octavos de final.