Mundial: Brasil se lleva el primer partido

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    SAO PAOLO (Brasil) - Primero con un gol de magnífica factura y luego con un penal que no debió ser pitado, Neymar salió al rescate de Brasil al imponerse 3-1 ante Croacia en el partido inaugural de la Copa del Mundo.

    Cuando la sensación que cundía en el estadio Itaquerao era de un amargo empate para el anfitrión, el árbitro japonés Yuichi Nishimura pitó la pena máxima al juzgar que el zaguero croata Dejan Lovren derribó a Fred dentro del área. Pero fue a todas luces una decisión rigurosa: Lovren livianamente jaloneó al delantero brasileño, que se tiró al piso.

    Neymar cobró el remate, que el portero Stipe Pletikosa alcanzó a rozar pero sin evitar que se fuera al fondo de la red, a los 71 minutos.

    Fue el segundo gol de la noche para el astro de Brasil, que en la noche derrochó talento y temperamento para que los locales le dieran la vuelta a un partido que tuvieron a contra corriente desde temprano. Oscar, con un magnífico gol de puntapié a los 91, apagó las velas en la fiesta verdeamarela.

    Marcelo aturdió al océano de camisetas amarillas que abarrotaron el estadio paulista al abrir el marcador por Croacia a los 11 minutos, cuando empujó en su propia meta un centro rasante de Ivica Olic que llegó al área chica.

    Neymar empató por los anfitriones a los 29, al abrirse paso por la derecha entre los defensores croatas y rematar de zurda desde 22 metros, rozando el poste en el ángulo inferior defendido por el portero Stipe Pletikosa.

    Un sector de la grada quedó a oscurascuando se apagaron las luces del Itaquerao, un estadio que fue terminado apenas días antes del inicio del campeonato, y que la FIFA no pudo probar a su máxima capacidad.

    Neymar llegó a 33 goles en 50 partidos con la `selecao'.

    [RELACIONADO: Visita nuestra página especial de la Copa Mundial 2014 con noticias, videos y fotos.]