Betsy Hasset: Nueva Zelanda Femenina

Betsy Hasset: Nueva Zelanda Femenina

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    BARCELONA, SPAIN - NOVEMBER 01: Luis Suarez of FC Barcelona reacts after missing a chance to score during the La Liga match between FC Barcelona and Celta de Vigo at Camp Nou on November 1, 2014 in Barcelona, Spain. (Photo by David Ramos/Getty Images)

    Betsy Hasset

    Nueva Zelanda ha ido a más en los últimos años, pero lo ha hecho discretamente, sin hacer ruido. Y después de tanto tiempo en la sombra, el equipo está ansioso por demostrar su valía en la próxima Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015™. Así lo confirmó su mediocampista, Betsy Hassett: "Nuestro objetivo es ganar la Copa". LasKiwis son las primeras en admitir que no se contarán entre las favoritas en los pronósticos, pero sus aspiraciones son la prueba inequívoca de su confianza en sí mismas.

    Hassett sabe de lo que habla, dado que ha formado parte de la élite del fútbol neozelandés desde una edad muy temprana. Estudió en el conocido Avondale College de Auckland, del que han salido un gran número de internacionales, como Amber Hearn, Kirsty Yallop o la excapitana Maia Jackman. Y a continuación pasó a la academia Wynrs, dirigida por el emblemático Wynton Rufer, donde se dedicó en cuerpo y alma a perfeccionar su talento. Por eso no sorprende que la laboriosa mediocentro, titular indiscutible en la selección femenina, posea un palmarés tan dilatado.

    A por el oro

    Hassett sólo tiene 24 años, pero parece que haya estado siempre ahí. No en vano, debutó a los 17, cuando aún estaba en la secundaria. Para la joven veterana, la mentalidad reinante en el seno del grupo en aquella época, en 2008, no podía ser más distinta a la actual. "En vísperas de Alemania 2011 aún nos estábamos consolidando cuando competíamos con los grandes, aún nos estábamos familiarizando con lo que supone medirse a los mejores", explica en su charla con FIFA.com.

    "A Canadá iremos a por el oro. Hemos disputado muchos partidos contra rivales de calidad en los últimos años, y nuestros resultados demuestran que podemos plantarles cara. Iremos [a Canadá] a ganar la Copa Mundial. Ése es el objetivo del equipo. En 2011, nuestra meta era pasar a la siguiente ronda, pero ahora vamos a por todas".

    La idea puede parecer descabellada, pero la Copa Mundial Femenina puede ser el escenario ideal para que un tapado de la sorpresa. Valga como ejemplo Japón, que se coronó campeona en Alemania 2011 a pesar de que hasta entonces nunca había ganado ni un solo encuentro de la fase eliminatoria.

    Nueva Zelanda, por su parte, alcanzó los cuartos de final del Torneo Olímpico de Fútbol Femenino en 2012, lo que supuso toda una primicia para el combinado. Además, en los dos últimos años las Kiwis han cosechado buenos resultados ante contrincantes de la talla de Noruega, Dinamarca, Brasil, China y la RDP de Corea.

    En casa y en el extranjero

    Al igual que muchas otras integrantes de la selección, Hassett ha visto mucho mundo. Su andadura en el extranjero comenzó en San Francisco, en concreto en la Universidad de California, donde pasó cuatro años mientras estudiaba trabajo social. A continuación cruzó el Atlántico para militar en las filas del SC Sand alemán primero y del Manchester City inglés después.

    El promedio de edad en la formación es bajo, pero casi todas han desempeñado su oficio fuera del país y la mayor parte de ellas posee una vasta experiencia internacional. Como muestra un botón: ocho jugadoras acumulan 75 convocatorias o más y tres superan las 50.

    El combinado, a excepción de las futbolistas afincadas fuera, se encuentra ahora mismo concentrado en Auckland bajo la batuta del entrenador Tony Readings. Con Canadá 2015 en el punto de mira, disputa cada semana encuentros de preparación contra equipos juveniles masculinos.

    Hassett afirmó que la experiencia adquirida a nivel de clubes e internacional ha sido valiosísima y les ha ayudado a superar cualquier barrera psicológica sobre el césped. "Enfrentarte a profesionales te ayuda a darte cuenta de que estás a su altura", añadió. "En el extranjero hay mucho más nivel, en especial en las grandes ligas, donde tenemos jugadoras en campeonatos como el sueco, el alemán y ahora incluso el japonés. Es fantástico tener esa calidad tan alta todos los días, entrenando o jugando".

    "Cuando nos juntamos, compartimos un poco de lo que hemos aprendido y creo que eso es muy sano para el equipo. Es increíble lo que hemos mejorado. Y es de locos que seamos tan jóvenes, pero que llevemos juntas tanto tiempo".

    [Más sobre el mundo del deporte en DeportesTelemundo.com]