Bayern aplasta a Porto 6-1

Bayern aplasta a Porto 6-1

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Jerome Boateng del Bayern Munich celebra su gol ante el Porto durante el partido de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones de la UEFA.

    MÚNICH - En una auténtica exhibición de poderío, el Bayern Múnich superó totalmente el martes al Porto con un lapidario 6-1, clasificándose a su cuarta semifinal consecutiva en la Liga de Campeones.

    Robert Lewandowski marcó dos de los goles con los que el cinco veces campeón de Europa remontó una desventaja de 3-1 tras el partido de ida y sentenció un triunfo por global de 7-4.

    Pese a no contar con algunas de sus estrellas, como Arjen Robben y Franck Ribery, el Bayern salió como tromba desde que sonó el silbatazo inicial y para los 27 minutos había volteado el déficit.

    El equipo de Pep Guardiola no tuvo piedad con los desmoralizados jugadores del Porto, que iniciaron el partido defendiéndose y no ensayaron un solo tiro al arco defendido por Manuel Neuer en los primeros 45 minutos.

    Thiago Alcántara, Jerome Boateng, Thomas Mueller y Xabi Alonso también anotaron por el equipo de casa.

    El delantero colombiano Jackson Martínez anotó el gol del descuento para Porto, que acabó con 10 hombres tras la expulsión de Ivano Marcano a los 87.

    "Ahora es fácil querer a mis jugadores", dijo Guardiola. "Soy el entrenador de un grupo de jugadores extraordinarios. No me esperaba semejante primer tiempo", expresó.

    "Aún podemos mejorar. Por ahí perdíamos el balón y eso es algo que debemos corregir. Tuvimos unos apuros en el segundo tiempo y ellos generaron ocasiones, pero en la Champions no te puedes relajar nunca", agregó.

    Bayern sigue perfecto de local en la Champions, con cinco victorias, 19 goles anotados y uno en contra.

    [Te podría interesar: Salma Hayek se come un grillo]

    En el otro partido de la noche, Barcelona también selló su clasificación al vencer 2-0 al París Saint-Germain para imponerse 5-1 en el global.

    Porto, que sorprendió a Bayern para consagrarse monarca de Europa en 1987, vio fulminado su invicto en la actual edición.

    "El Bayern es uno de los mejores equipos del mundo y es el favorito para salir campeón", dijo el entrenador español del Porto, Julen Lopetegui.

    "Cedimos la posesión. Sabíamos que nos atacarían por las bandas y tratamos de prevenir sus ataques, pero hemos fallado", añadió. "Tenemos que aceptarlo y sentirnos orgullosos de lo que pudimos mostrar en la Champions", dijo.

    Bayern dio el primer timbrazo a los diez minutos, cundo el portero Fabiano repelió un remate de Mueller. Lewandowski tomó el rebote, pero el disparo fue despedido por el poste.

    Cuatro minutos después, la catarata de goles del Bayern comenzó. El español Juan Bernat desbordó a Ricardo Quaresma por la banda izquierda, le ganó las espaldas a los defensas y puso el centro que un Thiago en soledad cabeceó para abrir el marcador.

    La zaga del Porto también se quedó dormida tras un tiro de esquina a los 22. Holger Badstuber mandó el balón al segundo palo, donde Boateng esperó para el segundo gol.

    Cinco minutos después, Bayern cumplió el deber de voltear el tanteador global. Philipp Lahm sirvió un centro desde la derecha, Mueller dominó el balón y habilitó para el cabezazo de Lewandowski al fondo de las redes.

    Mermado por las bajas de sus defensores brasileños Danilo y Alex Sandro, el Porto capituló y Bayern se fue arriba 4-0 a los 36 con una maniobra individual de Mueller, quien tomó la pelota en el balcón del área y definió con un remate rasante que se desvió en Bruno Martins, sorprendiendo a Fabiano.

    Pero la demolición del Porto en el primer tiempo no estaba completa. Lewandowski puso el 5-0 a los 40 con un disparo bajo a la mano izquierda del arquero.

    Aunque su equipo dominaba a placer, Guardiola no paró de gritar instrucciones en la zona de técnico y abrió la costura de la pierna izquierda de su pantalón del partido número 100 al frente del Bayern. El entrenador catalán acumula 79 victorias.

    Su inquietud tuvo algo de justificación con el descuento del Porto a los 73, concretado con un cabezazo de Martínez a un centro de Evandro. Fue el primer remate a puerta del equipo luso en todo el partido.

    Y Martínez lo tuvo para el segundo, con un disparo rasante que salió apenas desviado.

    Para poner cifras definitivas, Alonso clavó un tiro libre a los 88 tras la expulsión de Marcano por doble amonestación.