Bayern Munich acaba con el Basilea

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    El Bayern Múnich se metió en cuartos de final de la Liga de Campeones sin dejar lugar a las dudas, al golear en casa al Basilea por 7-0, con cuatro goles de Mario Gómez, que superó el récord de Dado Prso al lograr el cuarteto en 23 minutos.

    El Bayern acabó con el "matagigantes" que había echando al Manchester United de la competición e hizo que su derrota de la ida (1-0) se convirtiera en una anécdota sin importancia.

    El Basilea apenas opuso resistencia ante un Bayern que se hizo respetar desde el primer minuto.

    El equipo alemán salió decidido a enderezar las cosas pronto y acorraló al Basilea en su área con Arjen Robben, Thomas Müller y Franck Ribery rotando con frecuencia sus posiciones y con los dos laterales, Philipp Lahm y David Alaba, incorporándose con frecuencia al ataque.

    El primer gol llegó relativamente rápido, en el minuto 11, cuando Robben quedó solo frente al meta suizo Yann Robben tras un rebote en la defensa del Basilea.

    El holandés definió sin problemas y el Bayern siguió asediando. En los dos minutos siguientes Mario Gómez tuvo dos buenas ocasiones de aumentar la cuenta y en el 22 Sommer reaccionó con una buena parada tras un cabezazo de Müller.

    El Bayern tenía la pelota, mientras que el Basilea procuraba tranquilizar el partido y, muy de cuando en cuando, buscaba elaborar jugadas de contragolpe.

    En el minuto 42 llegó el segundo gol cuando Müller definió desde el borde del área pequeña tras un centro de Robben desde la banda derecha. Y en el 44, Holger Badstuber recibió en el segundo poste una falta lanzada por Toni Kroos y la pasó al centro para que Gómez hiciera el tercero a puerta vacía.

    La eliminatoria ya estaba prácticamente liquidada cuando los equipos se fueron al descanso, pero el Bayern no aflojó en la segunda parte.

    El segundo tiempo iba a ser de la dupla Ribery-Gómez. Tres veces los centros del francés desde la banda izquierda terminaron en goles de Gómez, que así completó cuatro en su cuenta personal.

    El cuarto del Bayern llegó en el minuto 50, con un remate de Gómez desde el borde del área pequeña. El quinto lo marcó Gómez de cabeza. Y el sexto, con un remate de zurda desde unos doce metros.

    En las tres ocasiones, Ribery había hecho lo que había querido con la defensa del Basilea antes de lanzar el centro. Lo único que le falto hoy al francés fue marcar.

    El séptimo lo hizo Robben, en el minuto 81, a pase de Bastian Schweinsteiger, que entró al campo en 70 cuando la eliminatoria ya estaba liquidada.