Atleta ofende a comunidad gay

"Quiero manifestar de manera inequívoca que me opongo a cualquier tipo de discriminación hacia los gays", dijo la atleta.

Yelena Isinbayeva.
Yelena Isinbayeva.
Crédito: AP
Por AP 6 de agosto de 2014

MOSCU, Rusia— Un día después que condenó la homosexualidad, la estrella rusa del salto con pértiga Yelena Isinbayeva declaró que fue "malinterpretada" cuando se expresó en inglés.
Isinbayeva salió a defender la nueva ley antigay en Rusia, y deploró que dos atletas suecas hubiesen competido con sus uñas pintadas con el arcoíris en respaldo a los derechos de los gays.
"El inglés no es mi lengua materna y creo que tal vez fui malinterpretada cuando hablé ayer. Lo que quería decir era que la gente debe respetar las leyes de otros países, sobre todo cuando son invitados", afirmó la atleta rusa, de acuerdo con una declaración escita.
"Yo respeto los puntos de vistas de mis colegas de competencia y quiero manifestar de manera inequívoca que me opongo a cualquier tipo de discriminación hacia los gays", añadió.
Fue un giro con respecto a sus dichos del jueves, cuando indicó que "si permitimos que se promuevan y se hagan todas estas cosas en las calles, entonces nos daría mucho temor por nuestra nación, porque nos consideramos gente común y corriente. Vivimos hombre con mujer, mujer con hombre".
La ley, que fue aprobada en junio, prohíbe difundir "propaganda" en respaldo de relaciones "no tradicionales" a menores. La ley ha generado pedidos en Occidente para boicotear en los Juegos Olímpicos de Invierno 2014, los cuales se realizarán dentro de seis en el balneario ruso de Sochi.
También ha suscitado inquietud sobre el trato que recibirán los atletas gays en Sochi. Funcionarios del gobierno ruso han formulado comentarios contradictorios sobre si la ley se hará cumplir durante los Juegos, y el Comité Olímpico Internacional pidió una aclaración.
La homosexualidad dejó de ser delito en Rusia en 1993, pero la antipatía hacia los gays es aún muy fuerte en el país.
Una encuesta de la organización independiente Levada Center, que fue divulgada una semana después que la ley fue aprobada, mostró que el 76% de los rusos la respaldan y el 17% se oponen.
Aunque las declaraciones de Isinbayeba el jueves recibieron amplia difusión en el exterior, la prensa rusa le dio poca o nula atención.