Argentina y Brasil, las máximas favoritas al Mundial Sub-20

Argentina y Brasil, las máximas favoritas al Mundial Sub-20

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AUCKLAND, Nueva Zelanda.- Argentina y Brasil ansían con recobrar el protagonismo y cumplir con el tradicional papel de máximas favoritas para devolver a Sudamérica la Copa del Mundo de la FIFA sub-20, que se disputa en Nueva Zelanda desde el viernes hasta el 20 de junio.

    Argentina es la selección que más títulos atesora con un total de seis, desde que en Japón 1979, liderada por Diego Armando Maradona, lo conquistara por primera vez. El último lo ganó en Canadá 2007, con Sergio el 'Kun' Agüero al frente.

    En esta ocasión, la selección dirigida por Humberto Grondona, contará con Ángel Correa, jugador del Atlético de Madrid que esta temporada ha vuelto a jugar tras superar un problema de corazón, y con el hijo del entrenador rojiblanco 'Cholo' Simeone, Giovanni, máximo goleador del Campeonato Sudamericano sub-20 con 9 goles, un torneo que se llevó la selección argentina por delante de Colombia. También estarán presentes otros dos jugadores que militan en clubes españoles, Emiliano Buendía en el Getafe y Maximiliano Rondón en el Barcelona B. Grondona dispone de un magnífico bloque con individualidades sobresalientes que ya le permitieron coronarse campeones sudamericanos.

    Brasil se postula como otra de las grandes candidatas al triunfo y buscará igualar a Argentina en número de títulos, ya que cuenta con cinco, el último en 2011. Sin embargo, llega a Nueva Zelanda después de solo haber podido ser cuarta en el último Campeonato Sudamericano sub-20.

    Andreas Pereira, centrocampista del Manchester United, nacido en Bélgica pero con ascendencia brasileña, que ya ha debutado con el equipo de Louis Van Gaal en la 'Premier' esta temporada, es el faro que guía a un equipo que vivirá de los goles que pueda proporcionar el delantero Marcos Guilherme (Atlético Paranaense).

    Habrá que tener muy en cuenta a otras dos selecciones pertenecientes a la Conmebol, Colombia, subcampeona continental por detrás de Argentina, y Uruguay, segunda clasificada en el Mundial de hace dos años.

    Colombia vivirá del buen hacer de Andrés Tello, jugador del Juventus de Turín, y de Jeisón Lucumi, centrocampista del América de Calí. Ambos llevarán el peso de los 'cafeteros' en este Mundial. Rodrigo Amaral, delantero centro que actualmente milita en el Club Nacional, será el jugador más determinante de la selección uruguaya. También contarán con el centrocampista Gastón Pereiro, campeón de la liga uruguaya con el Nacional de Montevideo.

    El fútbol europeo estará representado por seis selecciones, entre las que no se encuentra España, que no pudo clasificarse en los Campeonatos de Europa sub-19, ni Francia, actual campeona, que no podrá defender su título por el mismo motivo.

    Alemania, vigente reina europea sub-19, es la selección europea más potente, a pesar de solamente haber conquistado el trofeo en una ocasión, en su primera participación en 1981. Sus jugadores más fuertes son el medio centro y central Niklas Stark, del Nuremberg, con presencia más que destacada esta temporada en Bundesliga; Marc Stendera, centrocampista del Eintracht Fráncfort, donde ha disputado 26 partidos esta campaña en la máxima categoría del fútbol alemán; y el delantero Julian Brandt, del Bayer Leverkusen, autor de cuatro goles en 25 partidos jugados en la liga alemana. Tendrá la ausencia de David Selke, mejor jugador del anterior Europeo que ha decidido no acudir a Nueva Zelanda para preparar la próxima temporada.

    Portugal, subcampeona de Europa sub-19, ya ha conquistado el trofeo en dos ocasiones. Tendrá en Andre Silva, delantero del Oporto, su máximo referente, como ya demostró en el Campeonato de Europa con cinco goles en cinco partidos durante la fase final.

    El continente africano cuenta con la campeona en el año 2009 y tercera clasificada en 2013, Ghana, que tendrá en sus filas a Clifford Aboagye, centrocampista del Granada español. Hace dos años ya estuvo presente en el torneo, donde fue nombrado como mejor jugador.

    México y Estados Unidos encabezan las aspiraciones de la Concacaf. Bronce en la edición de Colombia 2011, la selección azteca intentará cuando menos acercarse a dicho logro, aún inferior al segundo puesto obtenido en el primer torneo en 1977, cuando perdió en la final ante la Unión Soviética por penaltis.