Agónico triunfo del Heat de Miami

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Lebron James.

    La combinación encestadora del alero LeBron James y del pívot Chris Bosh fue la clave que permitió a los Heat de Miami venir de atrás en el marcador y darle todo el suspense del mundo al triunfo por 99-98 que lograron ante los Bobcats de Charlotte.

    La victoria fue la décima consecutiva de los Heat (14-3), que tienen la mejor racha ganadora de la liga, y la segunda mejor marca de la Conferencia Este, sólo superados por los Pacers de Indiana (16-1), que también ganaron a domicilio (100-105) a Los Ángeles Clippers.

    James y Bosh se combinaron con 48 puntos encabezaron el ataque ganador de los actuales bicampeones de liga, que también tuvieron el apoyo del escolta Dwyane Wade y del base Mario Chalmers.
    El alero estrella de los Heat aportó 26 puntos y fue el máximo encestador del equipo, capturó cinco rebotes, todos defensivos, y repartió cuatro asistencias.
    Mientras que Bosh logró 22 tantos, incluidos 13 consecutivos en los minutos finales del partido, que fueron los que hicieron posible la remontada y el triunfo de los Heat.
    Bosh anotó tres triples en un periodos de 79 segundos, y el último puso a los Heat con la ventaja parcial de 93-91 a falta de 1:20 minuto para que finalizase el tiempo reglamentario.
    El pívot titular de los Heat también aportó nueve rebotes, incluidos ocho defensivos, y recuperó un balón.
    Wade llegó a los 17 puntos y Chalmers anoto 12 tantos y repartió seis asistencias, que lo dejaron líder del equipo en esa faceta del juego.
    El alero Michael Beasley disputó sólo 15 minutos, pero volvió a ser el sexto jugador que hizo una excelente labor bajo los aros al capturar siete rebotes, anotó cuatro puntos y recuperó un balón.
    Los Heat mantuvieron su racha ganadora en los duelos con los Bobcats a los que ha ganado 14 veces consecutivas.
    El base Kemba Walker anotó 27 puntos y lideró el ataque de los Bobcats, que habían estado al frente del marcador durante toda la segunda parte hasta que surgió la inspiración encestadora de Bosh, que cambió la inercia y la historia del partido.
    El escolta Gerald Henderson aportó 17 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias, mientras que el pívot Al Jefferson logró un doble-doble de 16 tantos, capturó 13 balones bajo los aros y recuperó tres balones.