Agente de Tom Brady critica reporte de NFL

Agente de Tom Brady critica reporte de NFL

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    FOXBORO - El agente de Tom Brady afirmó que la NFL estaba decidida a culpar al mariscal de los Patriots por el caso de los balones desinflados en el juego de campeonato de la Conferencia Americana, y que la investigación omite hechos clave y otros fueron enterrados.

    Don Yee dio a conocer un comunicado el jueves diciendo que el informe elaborado por el investigador designado por la NFL, Ted Wells, era "una significante y terrible decepción".

    Yee expresó que el informe "llegó a una conclusión, y luego determina supuestos hechos más tarde". Agregó que la de firma de Wells hace un montón de dinero que le paga la NFL y emitió un informe en el que se beneficiara la liga.

    Yee hizo hincapié en que la liga no debería haber permitido una "operación encubierta" en un partido de playoffs, y que Wells dejó afuera la mayor parte del testimonio de Brady. 

    ¿Qué dice acerca de los protocolos y la ética de la oficina de la liga cuando se permite a un equipo alertar sobre una cuestión previa a un partido de campeonato, y ningún funcionario de la liga o del juego notificó a los Patriots sobre el mismo asunto antes del partido? Esto sugiere que puede ser, más probable que no, que la liga cooperó con los Colts en la comisión de una operación encubierta", dice el comunicado.

    [Tema relacionado: NFL: ¿Qué ventaja proporciona un balón desinflado?]

    El reporte de un investigador revelado el miércoles no llegó al grado de tachar de tramposo a Tom Brady. Pero sí consideró "inverosímiles" algunas declaraciones del quarterback de Nueva Inglaterra, quien habría tenido conocimiento de que el equipo desinfló los balones con los que enfrentó a Indianápolis en enero.

    El documento de 243 cuartillas surgió el miércoles y citó una serie de mensajes de texto entre dos empleados de los Patriots como evidencia clave para concluir que el equipo probablemente desinfló los ovoides utilizados en la final de la Conferencia Americana, y que Brady "al menos tenía una idea general" sobre esta infracción del reglamento.

    Los textos fueron intercambiados en octubre y enero entre Jim McNally, el encargado del camerino de los Patriots, y John Jastremski, un asistente a cargo del equipamiento de Nueva Inglaterra.

    Los mensajes fueron incluidos en el reporte de la NFL, el cual señaló que si bien la mayoría de los mensajes mantenían un tono de broma, estarían basados en hechos reales. Los abogados del equipo dijeron que los mensajes se refieren a un amigo, no a Brady, pero los investigadores rechazaron esa explicación.

    [Tema relacionado: Patriots estudió proceso de inflado de balones]

    La NFL comenzó la pesquisa después que los Patriots derrotaron 45-7 a los Colts el 18 de enero. Indianápolis se quejó de que varios balones no estaban inflados a la presión debida, y la liga confirmó que 11 de 12 pelotas estaban por debajo del límite permitido. La investigación empezó cuando los Patriots se preparaban para jugar el Super Bowl contra Seattle, que ganaron dos semanas después.

    Los balones con menos presión de aire pueden ser más fáciles de sujetar, y son preferidos por algunos quarterbacks.

    La NFL exige que los balones estén inflados a entre 12,5 y 13,5 libras por pulgada cuadrada, y cada equipo es responsable por los ovoides que utiliza cuando está a la ofensiva.

    Brady ha dicho que prefiere sus balones inflados hasta 12,5 libras por pulgada cuadrada. En varias ocasiones, el estelar mariscal aseguró que nunca pidió que los balones fuesen desinflados por debajo del nivel reglamentario.

    [Tema relacionado: NFL: Balones desinflados en 1era mitad del juego]

    Sin embargo, los mensajes de texto insinúan que Brady había solicitado que los balones fuesen desinflados por debajo de 12,5 libras por pulgada cuadrada, incluyendo una solicitud de McNally de zapatillas y balones autografiados por Brady a cambio de desinflar las pelotas.

    El comisionado de la NFL, Roger Goodell, dijo que la liga decidirá los pasos a dar a partir de ahora.

    "Seguiremos con nuestra tarea de proteger la integridad del deporte y fomentar el juego limpio", indicó.

    El informe indicó que no hay evidencia de que el entrenador Bill Belichik ni la plana mayor del equipo estuviesen al tanto de lo que sucedía. El dueño del equipo Robert Kraft, quien defendió a su equipo y dijo que la NFL debería ofrecer una disculpa a los Patriots si la pesquisa no hallaba culpables, dijo que todavía no cree que los Patriots hayan hecho algo mal.