Hernández acusado de 2 asesinatos más

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Hernández también está acusado de matar a un hombre en el año 2013.

    Al ex jugador de la NFL Aaron Hernández le ha complicado mucho su proceso legal, tras anunciarse este jueves que está acusado de dos asesinatos ocurridos en Boston en el año 2012.

    Hernández, quien previamente había sido acusado por el asesinato a tiros de un hombre en 2013, emboscó y ejecutó a otros dos un año antes luego de un altercado en un club nocturno, dijeron los fiscales al anunciar nuevos cargos relacionados con esas muertes.
    Las víctimas de ese asesinato, Daniel de Abreu y Safiro Furtado, fueron baleadas mientras estaban en un vehículo en la zona sur de Boston. La policía dijo que fueron baleados por alguien que se les acercó en una camioneta con placas de Rhode Island y abrió fuego. El fiscal del distrito de Suffolk, Daniel Conley, anunció que el ex tight end de los Patriots fue acusado de jalar el gatillo.
    Semanas después, Hernández firmaría un contrato por cinco temporadas y 40 millones de dólares con los Patriots y jugaría 12 partidos esa temporada.
    Los abogados de Hernández, quien además aguarda juicio por el tiroteo de 2013 cerca de su casa donde murió Odin Lloyd, de 27 años, no respondieron de inmediato las llamadas de la AP acerca de los nuevos cargos a su cliente.
    La noche del ataque el 16 de julio de 2012, Hernández y las víctimas se confrontaron en un club nocturno, dijo Conley, aunque no detalló si lo que pasó con Hernández fue captado por cámaras de seguridad del lugar esa noche.
    La policía de Boston escribió en una declaración jurada el año pasado que hay razones para creer que Hernández era quien conducía un vehículo usado en el doble homicidio. Dicha declaración jurada fue presentada cuando la policía buscaba una camioneta involucrada en el tiroteo y se halló en la casa del tío de Hernández, en Bristol, Connecticut.
    La camioneta estaba cubierta con polvo y telarañas y la batería estaba descargada, llevando a la policía a creer que había estado sin funcionar en el garaje cerca de un año, de acuerdo al documento en la corte.
    Un sobreviviente, Aquilino Freire, dijo a la policía que la camioneta se acercó mientras estaban detenidos y vio a alguien en el asiento trasero del vehículo riéndose, de acuerdo a la declaración jurada. Luego, varios disparos fueron hechos desde el asiento de pasajero, dijo a la policía Freire. Los otros dos sujetos dentro del coche huyeron, agregó.