Satisfechos con el sorteo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El director ejecutivo del Chelsea, Ron Gourlay, aseguró hoy que los "blues", que se verán las caras con el Benfica portugués en los cuartos de final de la Liga de Campeones, tuvieron "un buen sorteo" y que es "especialmente importante jugar la vuelta en casa".

    "Fue un buen sorteo, aunque a estas alturas da lo mismo quién te toque. Era importante jugar el primer partido fuera y ojalá empecemos bien. Estamos contentos", declaró Gourlay a la página web de la UEFA. El Chelsea cuenta con dos exjugadores del equipo portugués, los brasileños Ramires y David Luiz, fichados del club lisboeta en agosto de 2010 y enero de 2011 respectivamente.

    Los hombres de Jorge Jesús se sitúan actualmente en segunda posición de la liga portuguesa, comandada por el Oporto, y lideraron el grupo C de la Champions League con 12 puntos, uno más que el Basilea. "Ramires y David Luiz conocen bien al Benfinca, aunque nosotros también lo hacemos ya que el Benfica lideró el grupo del Manchester United", dijo Gourlay.

    El conjunto lisboeta superó al Zenit de San Petesburgo en los octavos de final de la Liga de Campeones y se enfrentará al equipo dirigido por Roberto Di Matteo por un puesto en semifinales. El vencedor de esta eliminatoria se verá las caras con el ganador del duelo entre el Barcelona y el Milan.